LOS NIÑOS DE WERNER BISCHOF

Hay algo en esta fotografía que siempre me atrapa y que vuelve a transportarme a decenas de referencias propias.

Werner Bischof. Japon, Robert Delpire Editeur, Suisse, 1955. (Premio Nadar 1955 al libro fotográfico del año)

Werner Bischof. Japon, Robert Delpire Editeur, Suisse, 1955. (Premio Nadar 1955 al libro fotográfico del año)

Estos niños —en una ciudad indeterminada de Japon a principios de los 50—observan una función de guiñoles en papel que transcurre sobre el portaequipajes de una bicicleta. Las fotografías de este catálogo de Werner Bischof, que me acompaña desde hace décadas, me han inspirado dibujos, cajas y collages.

Louisa Merino. Óleo sobre lienzo, 2004

Louisa Merino. Óleo sobre lienzo, 2003

Louisa Merino. Encuentros / desencuentros 2004 (Foto: Werner Bischof)

Louisa Merino. Encuentros / desencuentros. 2004 (Foto: Werner Bischof)

El grupo de niños, además, siempre me hace pensar en la fotografía de A. Eisenstaedt, de 1963, en la que otros niños, en Paris esta vez, reaccionan ante el malvado Dragón del guiñol en el parque Montsouris.

Alfred Eisenstaedt. 1963

Alfred Eisenstaedt. 1963

Tan lejos, tan cerca (dicen)


Louisa Merino,13 julio 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *